Levantamiento del busto (mastopexia)

La finalidad de una cirugía de levantamiento de senos o mastopexia es reposicionar los tejidos de las mamas, restablecer la firmeza del busto y obtener una posición más erguida. Este tipo de cirugía plástica ha avanzado en los últimos años, consiguiendo mejores resultados y más duraderos.

En la actualidad se mide la elasticidad de la piel de la paciente y esto ayuda a conseguir mejores resultados eliminando solo la cantidad de piel necesaria dependiendo del caso. La caída del busto puede presentarse en las mujeres generalmente después del embarazo y la lactancia, por pérdida de peso o el paso de los años.

PROCEDIMIENTO

Consiste en eliminar el exceso de piel, acomodar el tejido mamario y levantar la areola o pezón, logrando que el busto regrese a su posición, más firme y con una forma más joven. La mastopexia dura entre 2 horas. Las incisiones comprenden el área de la mama consistente en la parte de piel que se va a quitar y que colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada. En determinados casos, cuando la mama es pequeña y está poco caída la incisión se coloca sólo alrededor de la areola. Puede ser necesario colocar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral en mamas con poco volumen. Después de la cirugía se coloca un vendaje o un sujetador especial. Este procedimiento habitualmente requiere sedación y anestesia local, de manera ambulatoria.

TIPOS

    • Mastopexia con prótesis: La mastopexia se practica realizando solo una incisión, bien por la areola o bien por el surco submamario. Mediante esta incisión se elimina el exceso de piel, otorgando firmeza a la mama.
    • Mastopexia periareolar: La mastopexia se practica realizando una incisión alrededor de la areola de la paciente. Con lo que la cicatriz resultante rodeará la areola.
    • Mastopexia vertical: La mastopexia se practica realizando dos incisiones, una rodeando completamente la areola y otra verticalmente desde el borde inferior de la areola hasta el surco submamario, la cicatriz se aprecia después de la intervención, pero se irá suavizando con el paso del tiempo.
    • Mastopexia en T invertida: En este caso son tres las incisiones necesarias para practicar la mastopexia, una rodeando completamente la areola, la segunda en vertical desde el borde inferior de la areola hasta la mitad del surco submamario y la tercera a lo largo del surco submamario, con lo cual se obtiene una cicatriz en forma de T invertida, de ahí el nombre de la técnica.

CANDIDATOS

Este tipo de cirugía estética está indicada: En mujeres que no tienen los pechos caídos, pero poseen el pezón por encima del surco submamario y la glándula mamaria concentrada en la parte inferior del pecho, con lo que presenta un aspecto de pechos caídos. En este caso el CAP (Complejo Areola Pezón o distancia entre el punto de unión de las clavículas y cada uno de nuestros pezones) suele ser de 18 a 20 cm y se suele decir que estamos en un nivel normal de ptosis, caída del pecho o pseudoptosis. En mujeres que poseen el pezón a la misma altura que el surco submamario. En estos casos se puede corregir la caída del pecho e incluso aumentar volumen con la colocación de una prótesis mamaria, en este caso el CAP está entre 21 y 23 cm y se tiene un nivel 1 de ptosis o caída del pecho En mujeres que tienen el pezón por debajo del surco submamario. En estos casos el CAP está entre 24 y 28 cm, es un nivel 2 de ptosis o caída del pecho En mujeres que tienen el pezón por debajo del surco submamario e incluso llega a posicionarse en la parte inferior de la mama. En este nivel estaremos si nuestro CAP mide más de 28 cm, este es el denominado nivel 3 de ptosis o caída del pecho, es el más evidente y menos estético. Después de un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Esta técnica de cirugía plástica no impide la lactancia en futuros embarazos. En pacientes con pechos descolgados y pequeños es cuando se obtienen los mejores resultados.

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

Tras la intervención de mastopexia, se le dará instrucciones detalladas de cómo y cuándo podrá reanudar sus actividades normales. En la mayoría de los casos, tras la operación de mastopexia puede volver al trabajo y a realizar una actividad social normal en dos semanas. Pero siempre con cuidado, poco a poco y limitar el ejercicio físico hasta que progresivamente se encuentre recuperada del todo. Es normal tras la mastopexia, que las heridas supuren y la aparición de algunas costras, no debe preocuparse, esto es parte del proceso de cicatrización. Notará que la inflamación desaparece en las primeras semanas, pero pasarán de seis meses a un año hasta que sus mamas se estabilicen en su nueva forma. Ha de saber que tras la mastopexia sus senos no siempre estarán como tras la operación, si engorda, adelgaza, se queda embarazada, el paso de la edad, etc., puede influir en la textura, tamaño y firmeza de sus pechos. Debe ser capaz de volver a su trabajo unos pocos días después de la mastopexia, dependiendo del nivel de actividad que requiera el mismo.