Aumento de glúteos (gluteoplastia)

El contraste entre las curvas del cuerpo ayuda a dar un aspecto atractivo a la figura. Unos glúteos moldeados y proporcionados resaltan la cintura y se logra una imagen más armónica.

La falta de volumen en los glúteos puede ser genético o bien, provocado por el paso de los años. Este padecimiento muchas veces causa inconformidad en las personas y puede afectar su autoestima. Sin embargo, el problema puede solucionarse con la cirugía de aumento de glúteos.

PROCEDIMIENTO

El procedimiento generalmente se realiza con sedación y anestesia local de manera ambulatoria. La recuperación promedio es de dos semanas. Se recomienda el uso de faja compresiva por un período de un mes.

 

TIPOS

Existen dos técnicas para el aumento de glúteos

  • La colocación de implantes en los glúteos o nalgas. El procedimiento consiste en realizar una incisión en el pliegue ínter glúteo de aproximadamente 5 cms., colocando los implantes dentro del músculo glúteo. Esta cirugía se realiza con sedación y bloqueo epidural. Se requiere una noche de hospitalización y el uso de drenajes. La recuperación promedio es de tres semanas. Se recomienda el uso de faja compresiva por un período de un mes.
  • La Inyección de grasa en los glúteos o nalgas. El procedimiento consiste en obtener grasa de otra parte del cuerpo por medio de liposucción, la que se inyectará en los glúteos para obtener el volumen deseado.

 

CANDIDATOS

Este tipo de cirugía es común en personas que:

  • Tienen falta de volumen por genética.
  • Con los años se han reducido o caído los glúteos.
  • Han bajado de peso (50lm o más), dejando el área con mucha piel y grasa redundante.

 

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

La recuperación de implantes de glúteo, será necesario permanezca una o dos noches el hospital, según cada caso. Experimentará dolor moderado que se controla con analgésicos orales y continuara con tratamiento post operatorio. Después de haberse retirado los drenajes tendrá que usar una faja elástica durante tres semana posteriores. Los resultados son inmediatos, sin embargo, será importante esperar aproximadamente 6 semanas a que disminuya la inflamación y se pueda apreciar la nueva forma de sus glúteos. La recuperación para la inyección de grasa en los glúteos, tras la cirugía, la zona permanecerá adormecida por algún tiempo. Probablemente sea necesario el uso de una faja de comprensión que le permitirá mantener unidos los tejidos durante 4 a 6 semanas. Se recomienda tener de 2 a 3 semanas de reposos.