Cirugía íntima (vaginoplastia)

Con el paso de los años o después de un embarazo, los tejidos vaginales tienden a debilitarse y atrofiarse. El pubis y los labios mayores de la vagina pierden tersura y volumen y los labios menores se hacen excesivamente grandes. Esto provoca muchas veces inconformidad estética e incluso puede llegar a dificultar las relaciones sexuales.

La cirugía para corregir este problema consiste en reducir el tamaño de los labios menores, eliminando el exceso de piel. En algunos casos está indicada la corrección del conducto vaginal.

PROCEDIMIENTO

Durante una vaginoplastía, los músculos vaginales estirados se tensan, se elimina el exceso de piel recortándola, se sutura para dar un nuevo aspecto a su vagina. Las suturas se realizan con hilo absorbente por lo que no será necesario remover los puntos. Al terminar se protege el área tratada y puede ser necesario que pase la primera noche en el hospital. Este procedimiento tiene una duración aproximada de una hora y generalmente se realiza con sedación y anestesia local.

TIPOS

Existe otra opción para el rejuvenecimiento vaginal, el cual es a través de una Laser vaginal, consiste en 3 sesiones, cada sesión se realizada cada 15 días y el beneficio es el tensado vaginal.

CANDIDATOS

La mejor candidata a la vaginoplastía son las mujeres que gozan de buena salud, que son conscientes de los beneficios y alcances de la cirugía plástica vaginal. No hay límite de edad para la mujer aspirante a un rejuvenecimiento vaginal, pero es aconsejable esperar a realizarla después de tener hijos, ya que durante el parto los labios pueden volver a estirarse y sería necesario emplear de nuevo la cirugía.

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

Al salir de su cirugía, el área intervenida será vendada, colocando paños que tendrá que cambiar continuamente por el sangrado que pueda aparecer. Es normal que haya un poco de inflamación y aparición de moretones, éstos irán desapareciendo paulatinamente. En caso de que presente dolor, se le recomendará analgésicos para disminuirlo. Usted podrá volver a caminar en algunos días y regresará a sus actividades diarias. Es recomendable esperar algunas semanas para tener relaciones sexuales y sentir el regreso de una vida sexual placentera.