Cirugía de abdomen (abdominoplastia)

La flacidez abdominal es un problema frecuente en las mujeres después de un embarazo o en personas con pérdida de peso. Este problema consiste en el exceso de piel y grasa, debilitamiento de músculos abdominales, acompañando en la mayoría de los casos con cicatrices y estrías, ocasionando deformidad del área abdominal, afectando la autoestima de la persona.

Esta cirugía consiste en una incisión en la parte inferior del abdomen con un despegamiento de los tejidos que nos permiten corregir la flacidez de la musculatura, eliminar el exceso de piel y grasa y reconstruir el ombligo. Este tipo de procedimientos tienden a combinarse con liposucción para lograr un mejor contorno corporal.

PROCEDIMIENTO

Una abdominoplastia completa suele durar entre 2 y 4 horas, dependiendo de la cantidad de corrección necesaria. Una mini-abdominoplastia suele durar entre 1 y 2 horas. La abdominoplastia se realiza a través de una incisión larga de una cadera a la otra, justo encima del pubis. Se realiza una segunda incisión alrededor del ombligo, para poder separarlo de los tejidos su alrededor. Esta intervención generalmente se realiza con sedación y bloqueo epidural. Se requiere una noche de hospitalización y el uso de drenajes. La recuperación promedio es de tres semanas. Se recomienda el uso de faja compresiva por un período de 3 semanas.

 

CANDIDATOS

El candidato ideal para someterse a una abdominoplastia son aquellas mujeres u hombres que tienen una silueta relativamente buena pero que están preocupados por la acumulación de grasa o por el exceso de piel en el abdomen y que no mejora a pesar de la dieta o el ejercicio físico. Esta cirugía es especialmente útil en mujeres que han tenido varios embarazos, tras los cuales la piel y músculos abdominales se han relajado y no han recuperado su tono inicial. También puede mejor la pérdida de elasticidad de la piel en gente mayor, situación frecuentemente asociada a una obesidad moderada. Aquellos pacientes que deban perder mucho peso deben posponer la cirugía, al igual que las pacientes que pretendan tener futuros embarazos, ya que durante la cirugía se tensan los músculos verticales del abdomen y pueden volver a relajarse en el transcurso de éste.

 

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

Después de la operación el paciente llevará una faja especial, reforzada con un vendaje, según cada caso individual. Las cicatrices alrededor del ombligo y en el abdomen inferior irán mejorando con el transcurso del tiempo. No obstante, en algunos casos es preciso realizar una revisión cicatricial con anestesia local.