Lipoescultura (liposucción)

El acumulo de grasa en diversas partes del cuerpo, tanto en hombres como en mujeres, es cada día un problema más común. Estos depósitos de grasa generalmente son distribuidos de forma irregular y difícilmente son reducidos con ejercicio y dieta.

La lipoescultura o liposucción ayuda a corregir este problema, aunque no es un tratamiento de la obesidad. La lipoescultura, también conocida como liposucción o lipoaspiración, es un procedimiento usado para disminuir la grada depositada en diversas partes del cuerpo, como cuello, papada, espalda, mamas, nalgas, caderas, muslos, rodillas etc. Es uno de los procedimientos quirúrgicos más comunes, siendo una operación muy segura que se realiza con un equipo médico entrenado.

PROCEDIMIENTO

Una liposucción suele durar entre 1 y 2 horas, pero el tiempo es variable (desde 30 minutos a varias horas) dependiendo del área y la cantidad. Inicialmente, se realiza una pequeña incisión, suficiente como para poder introducir un tubo hueco denominado cánula de liposucción. El otro extremo de esta cánula se une a una máquina que produce vacío o a una jeringa especial. La intervención generalmente se realiza con sedación y anestesia local de manera ambulatoria. La recuperación promedio es de dos semanas. Se recomiendo el uso de faja compresiva por un periodo de 15 días.

RESULTADOS

CANDIDATOS

Los candidatos ideales para someterse a una liposucción son aquellas personas que poseen un peso relativamente normal pero que tienen acúmulos de grasa en áreas localizadas. Si usted posee un estado general de salud bueno y es realista en sus expectativas, será un buen candidato. Lo más importante para obtener un contorno final óptimo es poseer una piel firme y elástica (la piel que "cuelga" no se redistribuirá sobre el nuevo contorno corporal y podría requerir algún procedimiento quirúrgico adicional para eliminar el exceso de piel).

 

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

El tratamiento de liposucción es un procedimiento bien tolerado, y sentirá las principales molestias en las primeras 48 horas después de la cirugía. La gran mayoría de pacientes sufren de moretes (equimosis) en el tiempo de recuperación. El dolor de una liposucción es similar al que se siente después de una jornada de mucho ejercicio después de un tiempo sin actividad física. Se recomiendan antibióticos, analgésicos y antiinflamatorios, indicados por el médico después de la operación.