Estiramiento de mejillas y cuello o “lifting (Ritidectomía baja)

El lifting facial es la eliminación de arrugas del rostro por medio de cirugía plástica. En la cirugía se tensan los músculos faciales, se recoloca la piel del rostro y cuello, y se elimina el exceso de grasa acumulada.

A lo largo del tiempo, empiezan a notarse en el rostro los efectos de exposición al sol y el estrés de la vida diaria. Se forman surcos profundos entre nariz y boca; grasa y arrugas aparecen alrededor del cuello y las mejillas empiezan a caerse. Un lifting no puede detener el proceso; sin embargo, sí puede detener el tiempo. El estiramiento facial es un procedimiento que consiste en tensar la piel, para reducir los pliegues o arrugas. El resultado hará que la persona se vea más joven sin cambiar la expresión de su rostro. Se conoce como Ritidectomía baja porque comprende el estiramiento de mejillas de cuello o papada.

PROCEDIMIENTO

La cirugía consiste en realizar incisiones alrededor de las orejas y cuero cabelludo, reposicionando la musculatura facial y eliminando el exceso de piel. El procedimiento se realiza con sedación y anestesia local de manera ambulatoria y la recuperación es relativamente rápida (una a dos semanas)

RESULTADOS

CANDIDATOS

El candidato ideal es el paciente que nota que su cara y cuello inician a “caerse”, pero su piel conserva elasticidad. La mayoría son hombres y mujeres entre 40 y 60 años, pero también se puede hacer el procedimiento con pacientes de mayor edad y tener éxito. Un lifting puede hacer que su apariencia rejuvenezca y aumente la confianza en sí mismo.

RECUPERACIÓN

VMedical Spa

Existen pocas molestias después de la cirugía; si las hubiese, se alivian fácilmente con la medicación prescrita. Suele suceder que existan zonas de la piel adormecidas; esta sensación desaparece en unas semanas o meses. Para disminuir la inflamación debe mantener la cabeza elevada durante unos días después de la cirugía. Si se colocaron tubos de drenaje, éstos se retiran en unos días; los vendajes se retiran entre el primero y el quinto día tras el lifting. La mayoría de los puntos de sutura se retiran a los diez días. La mayoría de pacientes se encuentran bien en 2 días, pero se recomienda descansar durante la primera semana.